El regreso de Manchester Orchestra

Los protagonistas de hoy son una de nuestras bandas preferidas, un quinteto de Atlanta al que conocimos hace ya unos años, al descubrir ese brillante I’m Like a Virgin Losing a Child de 2006, un trabajo en el que combinaban, sorprendentemente bien para su edad, una serie de influencias de lo más interesantes, que iban desde Nirvana hasta Weezer pasando por Brand New, e incluso Neutral Milk Hotel. El líder de la formación, Andy Hull, no llegaba de aquella a la veintena, y sus composiciones dejaban entrever las preocupaciones de un deprimido adolescente, relacionadas principalmente a la muerte y el amor.

Manchester Orchestra crecieron, y en 2009 se descolgaron con Mean Everything to Nothing, trabajo ligeramente más positivo y accesible con el que alcanzaron una mayor popularidad en su país natal (donde entraron en las listas de ventas) y en Europa, donde comenzaron a girar de manera exitosa, especialmente por Gran Bretaña, de la mano de gente como Biffy Clyro. Dos años después vuelven con Simple Math, que viene a ser algo así como el asentamiento definitivo de estos chicos en la escena alternativa americana.

Simple Math vio la luz la semana pasada, aunque su proceso de promoción llevaba ya en marcha desde hace varios meses, con continuos anuncios vía twitter y facebook de adelantos. Primero llegó “Simple Math”, un tema que nunca llegó a convencernos más de lo que lo hizo en acústico. Después llegaron “April Fool” y la gran “Virgin”, que nos devolvía a los Manchester Orchestra más clásicos, y al fin, el disco al completo. Un trabajo en el que adquieren un mayor protagonismo las composiciones tranquilas (o quizás decir de menos ritmo sería más correcto), las que nos remiten más a Andy con su acústica en Right Away, Great Captain! que a los inicios guitarreros de la banda.

Es verdad que también nos encontramos con “Mighty” o con la genial “Pale Black Eye”, pero la sensación general es que han pisado el freno y han comenzado a actuar un poco más para la galería (sirvan los excesos orquestales de ejemplo) tratando de abrirse a un mercado que sin duda recibirá con los brazos abiertos a composiciones más facilonas como puedan ser “Pensacola”, “Leaky Breaks” o la propia “Simple Math”.

No nos equivoquemos, pues de todas formas, Simple Math es un trabajo notable que muchos grupos actuales gustarían haber firmado, una grabación en la que Hull y compañía siguen exponiendo sus numerosas virtudes. Tampoco podemos, sin embargo, evitar quitarnos ese regustillo que queda al escuchar un trabajo en el que tenías puestas unas expectativas, y que finalmente no es tan bueno como desearías.

Anuncios

One thought on “El regreso de Manchester Orchestra

  1. Pingback: Manchester Orchestra tocan Virgin « Musicvectors

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s